Más

Contacto oficina técnica

Lunes a Jueves de 8:00h a 13:30h y de 14:30h a 18:00h

Viernes de 8:00h a 13:30h y de 15:00h a 17:00h

+34 93 715 83 83

+34 682 19 11 32 (solo mensajes de texto)

Contactar

Fijaciones para hormigón

Los anclajes metálicos y los tornillos para hormigón son algunas de las fijaciones para hormigón más populares del mercado. Aunque se pueden utilizar para las mismas aplicaciones, cada una tiene sus propios puntos fuertes que podrían destacar en instalaciones concretas. Te presentaremos las principales soluciones para hormigón.

Los anclajes metálicos se utilizan para conectar elementos estructurales y no estructurales al hormigón. El anclaje tiene un cono de expansión, que expande el manguito a través de su rosca interna. A medida que se aprieta, se expandirá contra el material base, dándole una fortaleza que distribuye la carga a lo largo del empotramiento. Su anchura mayor les proporciona una mejor resistencia al cizallamiento, lo que lo convierte en una  de las mejores soluciones para instalaciones en paredes.

Los anclajes espárrago son fijaciones de alta resistencia diseñados específicamente para usarse con aplicaciones de hormigón fisurado en techos y se usan con frecuencia para subestructuras de fachadas en paredes. El anclaje espárrago aumenta su cono expansivo mientras aprietas la cabeza hexagonal aumentando así su resistencia a la extracción. Es ideal para aplicaciones de techo, ya que puede reajustarse en caso de que se agriete por la presión del peso.

El tornillo para hormigón se puede atornillar directamente con un previo pretaladro. Los tornillos para hormigón son la mejor solución cuando se busca fijar cerca de un borde, ya que no hay expansión y la presión sobre el material base se reduce. También proporcionan una instalación rápida con buenos valores de carga y cizalla, lo que los convierte en una buena opción para muchas aplicaciones.

Comparativa de anclajes a hormigón

Aunque los 3 anclajes mecánicos proporcionan valores altos con muchas certificaciones y aprobaciones como ETA o sísmica, la siguiente tabla muestra las principales diferencias. 

El tornillo de hormigón proporciona los tiempos de instalación más rápidos al reducir el número de pasos necesarios para la instalación; ¡Todo lo que necesitas es hacer un pretaladro y atornillarlo! Al usarlo, puedes instalar hasta 5 veces más rápido en comparación con otros anclajes, porque requieren un paso de martilleo adicional para fijarlos correctamente. Además, al instalar los anclajes debe asegurarte de que su torque esté ajustado a la fuerza correcta para no dañar el material base y evitar grietas. El tornillo de hormigón solo requiere un control de par máximo para evitar que se rompa el tornillo.

El tornillo para hormigón también proporciona flexibilidad, ya que puedes quitar el tornillo una vez que se ha instalado. Esto es perfecto para esos momentos en los que un proyecto cambia o se comete un error, y es necesario reajustar la colocación de la fijación.

Debido a sus altos valores de carga, fácil instalación y aprobaciones, los tornillos para hormigón brindan una alternativa interesante a muchas aplicaciones donde actualmente se utilizan anclajes químicos, reduciendo el coste de instalación y haciendo el proceso más fácil y rápido.

CELO ofrece una amplia y creciente gama de tornillos para hormigón para una instalación rápida, segura y sencilla. Puedes consultar nuestra gama completa de nuestra familia de tornillos para hormigón BTS aquí:

Publicado el:29/06/2022