Nos encontramos en un contexto en el que el cambio climático, el calentamiento global y la crisis energética representan todo un desafío para la eficiencia arquitectónica. En dicho contexto, el sistema de aislamiento térmico exterior SATE para edificios se ha convertido en un elemento no solo importante, sino imprescindible. Este sistema es, sin duda, una de las herramientas más eficientes en la lucha contra estos tres grandes retos.

Lo primero que debes saber es que el sistema de aislamiento térmico exterior SATE se ha consolidado como la mejor solución para mejorar la sostenibilidad y el rendimiento energético de cualquier edificio. Además, en un periodo de incertidumbre económica, la reducción que verás reflejada en tu factura de luz y gas será más que significativa.

¿Qué es el aislamiento SATE? Definición y ventajas

SATE es un sistema que se ha desarrollado muy rápidamente en los últimos años, no solo en obra nueva, sino también en rehabilitación de todo tipo de edificios y construcciones. Es un sistema de aislamiento térmico exterior que cuenta con muchos puntos fuertes, como por ejemplo la reducción de la factura de luz y gas, el respeto por el medio ambiente y la posibilidad de renovar cualquier fachada aislando sin invadir el espacio habitable del interior. 

El aislamiento térmico exterior permite incorporar a cualquier tipo de vivienda una auténtica capa aislante, contribuyendo a mantener una temperatura homogénea y estable tanto en verano, como en invierno. Persiguiendo este fin, el SATE reduce significativamente las pérdidas térmicas de la fachada en invierno y el sobrecalentamiento en verano.

El Sistema de Aislamiento Térmico Exterior (SATE) implica la aplicación de un material aislante unido al muro, generalmente mediante una combinación de adhesivo y fijación mecánica. Como resultado, la capacidad del edificio para retener la temperatura mejora, lo que contribuye a un aumento en la habitabilidad y el confort térmico en su interior.

Principales ventajas del SATE

Muchas son las ventajas que presenta SATE, no obstante, cabe remarcar cuatro por encima de todas las demás. Podemos hablar de la eliminación de puentes térmicos, el ahorro en el gasto energético, un impacto cero en el espacio habitacional y la oportunidad de rehabilitar cualquier fachada sin invadir el espacio interior.

Evita los puentes térmicos

Si hablamos de las ventajas del sistema de aislamiento SATE, la primera que merece mención es la eliminación de puentes térmicos (zonas en las que el calor se transmite más fácilmente a causa de una variación de la resistencia térmica). Dicho de otra manera, los puentes térmicos podrían considerarse roturas de aislamiento en la envolvente de un edificio, lo que da como resultado menos resistencia térmica

Además, evitarás crear nuevos puentes térmicos gracias a las fijaciones existentes homologadas para SATE. A diferencia de otros sistemas de aislamiento, instalar cualquier tipo de carga en las fachadas con SATE es una tarea fácil y sin riesgos, siempre que se usen las fijaciones adecuadas.

Reduce los gastos

Aislar tu vivienda es una condición esencial para generar un entorno energéticamente eficiente. En este sentido, realizar un aislamiento térmico desde el exterior ofrece una doble ventaja. De un lado, se obtiene una reducción significativa en la factura energética, tanto a nivel de luz, como de gas. Tanto es así que el propio Ministerio para la Transición Ecológica ha evaluado la pérdida de calor a través de las paredes de un edificio sin aislamiento térmico exterior entre un 20 y un 25%. De otro lado, recurrir al sistema SATE como mecanismo de mejora en la eficiencia energética de tu vivienda puede generarte importantes desgravaciones fiscales

  • Deducción por obras para la reducción de la demanda de calefacción y refrigeración
  • Deducción por obras para la mejora en el consumo de energía primaria no renovable
  • Deducción por obras de rehabilitación energética

Instalación cómoda

Los trabajos que se realizan durante una reforma para instalar SATE no tienen ningún impacto en la calidad de vida de los habitantes de la vivienda. Tanto los aislamientos, como los revestimientos o accesorios, se colocan en el exterior de la construcción sin invadir la zona habitable. 

Es por ello que, aislar una vivienda desde el exterior cuenta con una ventaja muy importante en la preservación de su espacio habitable con respecto de un aislamiento térmico interior. Además, específicamente el SATE es de fácil instalación, a diferencia de otros aislamientos exteriores con más complicaciones en una reforma.

Sistemas de instalación SATE

Colocación encolada

Esta técnica consiste en pegar directamente el aislamiento al soporte de la fachada. Así, la aplicación de la cola puede realizarse sobre la totalidad, por zonas o por tiras. Lo único que debes tener en cuenta es que este tipo de instalación con cola no se recomienda para la renovación de fachadas. ¿El motivo? Las frecuentes irregularidades que pueden existir en las piezas de soporte y otros restos de revestimientos antiguos. 

Contamos hasta tres aislantes totalmente compatibles con esta instalación: placa de poliestireno expandido blanco (EPS blanco), placa de poliestireno expandido gris grafito (EPS blanco) y paneles de fibra de madera.

Existen diferentes maneras de instalar un sistema de aislamiento térmico exterior, pero generalmente se utilizan tres técnicas principales de colocación.

SATE clavado en cuña

Esta modalidad es más técnica que la instalación encolada, ofreciendo dos grandes ventajas. En primer lugar, el SATE clavado en cuña es apto para soportes irregulares, lo que la convierte en una técnica perfecta para rehabilitación. En segundo lugar, la técnica de clavado en cuña es totalmente compatible con todo tipo de SATE, sea cual sea la naturaleza del aislamiento y del tipo de soporte. 

Este sistema de aislamiento se fija a la pared en tres etapas. En primer lugar, se pega el panel, y, después, una vez seco y fraguado el mortero, se fijan clavando la las clavijas. Finalmente, con la intención de evitar puentes térmicos, las clavijas se deben recubrir con una pieza de la misma naturaleza que el aislamiento.

Fijación mecánica

La instalación del aislamiento térmico exterior puede realizarse también mediante una fijación mecánica sobre carriles, sin necesidad de acuñamiento previo. En esta técnica de instalación, los carriles de PVC pretaladrados se fijan al soporte mediante unos tacos de golpe. Una opción económica, rápida y sencilla para instalar SATE.

Tipos de placas aislantes SATE

Los cinco principales tipos de placa utilizados durante una instalación de SATE son los siguientes: 

Poliestireno expandido blanco (EPS)

La solución más económica y habitual para una instalación SATE

Lana mineral

Ofrece una gran protección contra el fuego y el ruido por sus propiedades ignífugas y acústicas

Poliuretano conformado

Excelente elección para combatir la fricción y la abrasión. Denso, liviano y resistente

Poliestireno extruido

Compuesto de espuma rígida. Sus principales características son su gran resistencia al agua y la humedad

Corcho expandido

Material orgánico y natural, con propiedades impermeables. También protege contra la vibración y el fuego.

Mejores fijaciones para SATE

Para poder fijar correctamente los materiales aislantes al edificio, y así evitar movimientos indeseados de contracción o dilatación, es necesario aplicar las mejores técnicas de fijación SATE. 

Principalmente existen cuatro técnicas para fijar los materiales SATE y sus accesorios: fijación mecánica, fijación con adhesivo de poliuretano, fijación de anclajes sobre material de aislamiento y fijación con arandelas supletorias.

Fijación mecánica para placas aislantes

En primer lugar, podemos utilizar anclajes homologados para una fijación asegurada de las placas aislantes. Con esta técnica, nos aseguramos de que el sistema de aislamiento térmico exterior de nuestro hogar quede bien ensamblado y asegurado alrededor de todo el perímetro. 

La fijación mecánica para SATE es ideal para combatir fuertes vientos o climas extremos, donde es más probable que la instalación sufra desprendimientos.

Fijación con adhesivo de poliuretano para aislamiento exterior

La elección acertada si lo que quieres es realizar una instalación fácil y rápida de SATE. Gracias a su gran polivalencia, esta técnica de fijación para aislamiento térmico exterior es compatible con diferentes tipos de materiales base y superficies

Otras de las principales ventajas de la fijación con adhesivo de poliuretano es que proporciona un pegado instantáneo, una perfecta adhesión, un secado rápido y un gran ahorro en otros materiales de fijación.

Fijación de anclajes y accesorios y supletorios para SATE

En el caso de la fijación con anclajes, debemos asegurarnos de que los materiales a fijar sean ligeros. Algunos ejemplos serían: instalación de un buzón, de cámaras de seguridad, de canalones o instalación eléctrica. 

Por último, en el caso de la fijación mecánica, podemos necesitar instalar accesorios suplementarios. En tal caso, para afianzar la instalación de estos accesorios, se recomienda el uso de arandelas supletorias de mayor tamaño.

Tipos de materiales base para sistemas de aislamiento térmico exterior

Cuando se trata de instalar un sistema de aislamiento térmico exterior, se nos puede venir a la mente infinidad de materiales sobre los que aplicar las placas aislantes. No obstante, los principales materiales utilizados como base para SATE se categorizan en cinco categorías: hormigón aligerado con estructura abierta, tabiquería sólida, hormigón, tabiquería hueca o perforada y hormigón aireado. 

  • Hormigón aligerado con estructura abierta
  • Tabiquería sólida
  • Hormigón
  • Tabiquería hueca o perforada
  • Hormigón aireado

Fijación altas cargas para SATE ResiTHERM®

Si estás buscando un producto de fácil instalación, resistente contra climas extremos, capaz de romper los puentes térmicos, con resistencia a la corrosión, y que además cuente con la homologación ETAResiTHERM® es nuestra recomendación para ti.

Este sistema de fijación SATE no solo cumple con todas tus expectativas, sino que además cuenta con la garantía de calidad «fabricado en Alemania».

Puedes instalarlo sobre la mayoría de materiales base y espesores hasta 300 mm sobre hormigón. Tanto es así que ResiTHERM® puede ser instalado sobre fachadas recubiertas de SATE de hormigón, ladrillo hueco, hormigón celular, ladrillo macizo y demás materiales base. 

Gracias a un módulo de separación térmicaResiTHERM® es capaz de romper los puentes térmicos, proteger contra la aparición de moho y reducir significativamente la pérdida de calor. De igual modo, la tipología de sellado que utiliza garantiza protección contra climas extremos, a prueba de lluvia y viento con ráfagas de fuerza 11 (huracán homologado por DIN EN 1027). 

Su instalación se realiza de manera fácil y segura, proporcionando un gran ahorro en costes y tiempo. Todo ello sin renunciar a la calidad que proporciona su composición de acero inoxidable, y nailon reforzado con fibra de vidrio. La varilla exterior es de acero inoxidable, resistente a la corrosión.

¿Todavía no lo tienes claro?

Cuéntanos tu proyecto y te daremos soporte técnico gratuito para que tomes la mejor decisión

CELO es tu especialista en fijaciones fotovoltaicas

Años de experiencia en el desarrollo, fabricación y distribución de soluciones técnicas de fijación

Diferentes soluciones de fijación para fachadas aisladas, tanto para cargas ligeras como pesadas.

Países de todo el mundo donde suministramos nuestros productos con éxito.

Empleados profesionales que trabajan para asistirte con productos y servicios excepcionales

Asesórate gratis con expertos en aislamiento

Si no lo tienes claro, los técnicos CELO te ayudan con tu instalación de SATE

Indícanos tus datos para poder contactar contigo

Falta nombre.
Falta apellido.
Email vacío o inválido.
Your account is not activated yet. Please contact us. There is an error with your account. Please contact us. You have reached the monthly limit of downnloads . Please contact us.
Teléfono vacío o no es válido.
There was an error while saving your request